Viral

Guardia de seguridad muere por proteger a paciente en hospital

El guardia de seguridad le impidió al atacante rematar a un paciente que acababa de ingresar.

Avatar del

Por: Redacción

Este es el Hospital General Regional de Cajeme, donde fue abatido el guardia de seguridad. FOTO: Google Maps

Este es el Hospital General Regional de Cajeme, donde fue abatido el guardia de seguridad. FOTO: Google Maps

Sonora.- Un guardia de seguridad de la empresa Seicsa que resguardaba el Hospital Regional del IMSS en Cajeme, Sonora, falleció luego de enfrentarse a un atacante armado que pretendía asesinar a un paciente recién ingresado.

De acuerdo con el reporte de El Universal, el hombre, llamado Roberto Antonio "N", custodiaba el recinto de salud este miércoles 11 de diciembre, cuando alrededor de las 4:30 de la tarde un tipo armado ingresó al área de urgencias del hospital y disparó contra un paciente.

El guardia intentó impedir el asesinato, por lo que el atacante le disparó a quemarropa y le causó la muerte. Además, el paciente José Avelino M. O. resultó herido por una esquirla en un brazo, aunque se encuentra completamente fuera de peligro.

Elementos de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado acudieron al lugar para levantar el cuerpo e iniciar las primeras investigaciones.

Luego del ataque, el titular del hospital, Guillermo Noriega Esparza, dijo haber acordado reforzar la seguridad de las instituciones de salud apoyado por los tres niveles de gobierno, por lo que se espera que elementos de la Guardia Nacional, de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública y de la Policía Municipal de Cajeme, se hagan presentes en ese y otros hospitales de la región.

Con su asesinato, Roberto Antonio se convirtió en el ejecutado número 19 de lo que va de diciembre en Cajeme, y en el 399 de todo el año en esa ciudad.

Poco después apareció en redes sociales otro video del ataque, en el que se aprecia el momento exacto del tiroteo. Se trata de imágenes fuertes, por lo que se recomienda discreción.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?